La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha ratificado la sentencia del juzgado de Instrucción número 1 de Castellón en la que absuelven a la comunidad de propietarios de una finca de la calle Hermanos Pinzón del Grao de abonar una indemnización a la dueña de un primer piso que ardió en llamas completamente y quedó reducido prácticamente a cenizas el 11 de mayo del 2008.

El magistrado presidente José Manuel Marco considera que quedó probado en el juicio que el incendio se produjo en el interior de la vivienda, pese a que las causas fueron indeterminadas por el jefe de los bomberos municipales de la capital de la Plana. Por este hecho, sentencia que no existe ninguna responsabilidad hacia el seguro de la comunidad de propietarios y, por tanto, la afectada debe de hacer frente al gasto de todos los desperfectos ocasionados, en los que perdió el piso, que quedó inhabilitado por la intensidad que alcanzó el fuego.

La propietaria de la casa, según el documento judicial al que ha tenido acceso Mediterráneo, reclamaba daños materiales, en mobiliario, ropa y por inhabilidad de la vivienda, así como daños morales. Tras examinar el juez la póliza de seguros de la comunidad de propietarios, concluye que la cobertura comprende el continente, pero no los daños que se ocasionen en el contenido.

SIN CAUSA // Y asegura que “la póliza no asegura los daños que pueda ocasionar un propietario si el incendio se originó en el interior de su vivienda, al estimar probado que el fuego se originó dentro del piso, aunque no se haya determinado la causa del fuego”. Además, entiende que “debe presumirse culpa de los moradores de la vivienda por negligencia en el uso de la casa, electrodomésticos o cuidado --al parecer-- de menores que pudieran ser causantes del incendio y concluye que la aseguradora demandada no tiene obligación de indemnizarle”.

En el informe escrito, ratificado en el acto del juicio, quedó reflejado que el incendio se originó en el salón principal del piso y que la causa no queda determinada, recogiéndose que “resulta indudable que el fuego se origina en el interior por las declaraciones recogidas al vecindario, y observaciones del exterior, escaleras e informe de bomberos que adjuntamos”. Y añade: “Todos los datos recogidos y observación directa apuntan a que el fuego se originó en el salón principal sin aparente intervención de ninguna instalación fija propia del inmueble”.

Cabe el fuego se produjo en el número 17 de la calle Hermanos Pinzón del Grao. Como consecuencia de las llamas todas las familias del edificio fueron desalojadas. La teniente de alcalde, Marta Gallén, reveló entonces que el incendio había sido propiciado por unos menores que estaban jugando en la casa con un mechero. El fuego y el denso humo afectaron a una docena de inmuebles y el Ayuntamiento ofreció alojamiento a 19 personas que se quedaron en la calle. H