Un ladrón intentó en la madrugada del lunes al martes robar en la casa abadía perteneciente al párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Natividad de Almassora, según confirmaron a Mediterráneo la propia víctima, así como fuentes cercanas a este hecho.

El delincuente, pese a haber accedido a la vivienda, no se apoderó de ningún objeto de valor, tal y como manifestó mosén Joaquín Guillamón, quien advirtió de que no le daba mayor importancia a los hechos e incluso estaba valorando no interponer denuncia ante la Guardia Civil de Almassora porque no le había sustraído pertenencia alguna.

Según las personas conocedoras del suceso, el párroco se percató de que alguien había entrado en su casa al día siguiente de producirse el intento de hurto. En la vivienda el sacerdote conserva además de todos sus objetos personales, recuerdos y pertenencias que son de la Iglesia y de la casa abadía en particular. Por el momento, no ha trascendido quién pudo ser el autor. H