La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a G.B. a una multa de 18 meses con una cuota diaria de 10 euros tras ser sorprendido el 26 de marzo del 2010 conduciendo sin carnet. El tribunal estima así en parte el recurso de apelación contra la sentencia del juzgado de lo Penal 4 de Vinaròs al considerar que no existen circunstancias como para la imposición de la pena inicial de cinco meses de prisión. Aun así, el tribunal admite la agravante de reincidencia ya que sobre G.B. pesaba una condena anterior de 16 de septiembre del 2009 también por conducir sin carnet.