La Policía Local de Castellón detuvo en la madrugada del viernes a un hombre de 33 años y de nacionalidad española por quebrantar una orden de alejamiento dictada por un juzgado de esta ciudad hacia su expareja, según informó el viernes el cuerpo municipal a través de un comunicado.

La detención se produjo después de que sobre las 00.05 horas el 092 recibiera la llamada de un guardia de seguridad de un comercio de la avenida Benicàssim que alertaba de que frente al establecimiento se estaba produciendo una fuerte discusión entre un hombre y una mujer.

Indicaba que esta última “parecía estar intimidada por el varón”. Tras ello, una patrulla se trasladó hasta el lugar indicado y encontró junto a una pared del comercio a una pareja cuya descripción física coincidía con la información. Al preguntar los agentes a estas dos personas si les ocurría algo, contestaron que habían mantenido “una fuerte discusión”. La Policía Local comprobó la identidad de las dos personas y constataron que el varón tiene una orden en vigor, dictada por un juzgado de Castellón, que le prohíbe acercarse a la mujer con la que estaba manteniendo la discusión. Los agentes detuvieron al individuo, C.G.G., por un delito de quebrantamiento de una orden de alejamiento dictada por un órgano judicial. H