La madre de Sandra Palo, María del Mar Bermúdez, se mostró ayer “indignada y avergonzada” por la forma en la que salió de la cárcel uno de los asesinos de su hija, Juan Ramón M.M.

La excarcelación del conocido como Ramoncín tuvo lugar alrededor de las 9.15 horas en la cárcel de Navalcarnero. Una furgoneta de la familia del condenado se acercó a las puertas de la prisión para recogerle.

Según Bermúdez, la furgoneta entró hasta el interior de la prisión, “algo que no puede hacer ni el camión de los refrescos”, y luego varios furgones de la Guardia Civil no permitieron grabar la excarcelación. “Me puse delante de la furgoneta para impedirles el paso. Me hicieron gestos de que me quitara o me pasaban por encima. Entonces, vinieron cuatro guardias civiles y me sujetaron para que pudiera marcharse ese personaje. La furgoneta salió haciendo rally, muy deprisa y pisando la acera”, indicó. Posteriormente, salió el jefe de Prisiones para disculparse ante a los padres de Sandra Palo por lo ocurrido. “Ha sido indignante y vergonzoso. Y esto no se va a quedar así. Vamos a tomar medidas contra el juez y el jefe de prisiones por los hechos de hoy”, advirtió.

Por otro lado, lamentó que se excarcele a Ramoncín “cuando varios informes negativos del centro de menores y los psicólogos dijeron que es una persona psicótica. H