Un incendio, que se declaró en la madrugada del martes, calcinó cinco hectáreas de matorral, monte bajo, pino y algarrobo en la partida Bovalar, en el término municipal de Càlig, junto a la carretera que une esta población con Sant Jordi.

El fuego, cuyo origen aún se desconoce, fue controlado hacia las 7.20 horas, según han explicado fuentes del Centro de Información y Coordinación de Emergencias (CICU).

El siniestro movilizó a cuatro brigadas rurales de emergencia, un capataz y una dotación del parque de bomberos del Benicarló, en el Baix Maestrat.

Hasta el lugar también se desplazó a primera hora de la mañana un helicóptero, aunque finalmente, ya que el fuego estaba prácticamente controlado, no llegó a intervenir. H