La Conselleria de Sanidad ha procedido a la suspensión cautelar de funciones de un médico de familia que ejercía en el consultorio de Planes (Alicante), que ha sido detenido como presunto autor de un delito contra la libertad sexual de al menos siete pacientes.

Por esta causa, el juez le ha impuesto la prohibición de vivir o acudir al municipio alicantino, y de acercarse o comunicarse con cinco de las afectadas, según informaron ayer fuentes de la Comandancia de Alicante y el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

El médico fue detenido por la Guardia Civil como presunto autor de un delito contra la libertad sexual de al menos siete pacientes, y tras pasar a disposición judicial, el juez le ha impuesto la prohibición de vivir o acudir al municipio, y de acercarse o comunicarse con cinco de las afectadas. H