Un castellonense ha sido condenado a pagar 7.600 euros porque compró un cuadro con otra persona, el 26 de marzo del 2007, de Andy Warhol y Pietro Saier, sobre el torero Luis Miguel Dominguín, por 12.000 euros, pero no llegó a abonar la parte que le correspondía de los gastos, ya que acordaron costearlo a medias. Así, acordaron la contratación de un préstamo personal para pagarlo.

Según los hechos probados en la sentencia, concertado el préstamo el mismo día a nombre del demandante, dejó el demandado de hacer las aportaciones correspondientes para la amortización del mismo, por lo que se instó proceso monitorio en su contra. Y puesto que en la póliza figuraba como único prestatario el actor, se vio este obligado al pago a la entidad prestamista de un total de 15.209,56 euros, cuya mitad de 7.604,78 euros es la que reclama ahora al demandado.

El acusado recurrió la sentencia, que ha sido ratificada por la Audiencia Provincial. En su defensa alegó que solo debía de pagar 6.000 euros, que es la mitad de los 12.000 que costó la obra de arte cuando la compraron.

Los magistrados creen que cuando se firmó el préstamo, este se hacía responsable de las cuotas, los gastos y los intereses derivados, por lo que ratifican que abone la cantidad de 7.600 euros al perjudicado. H