Susto ayer en la sucursal de Caixa Benicarló después de que un atracador, armado con un cuchillo, hiciera su aparición a primera hora de la mañana y amenazara a los trabajadores al tiempo que gritaba: ¡Esto es un atraco!, esgrimiendo el arma.

Afortunadamente, el asaltante no pudo hacerse con botín alguno, según fuentes cercanas al caso, y salió huyendo. Más tarde la Policía Local lo atrapó.

Todo ocurrió sobre las 8.30 horas, en la sucursal de la entidad local que está en la prolongación de la calle Hernán Cortés, próxima al Auditorio Municipal, minutos después de que el banco abriera sus puertas al público.

Un individuo, con una gorra, entró en el local y amenazó a los empleados con un arma blanca exigiéndoles que le entregasen el dinero. El hombre, según algunos testigos, se mostró muy nervioso y, al parecer, actuó solo.

Al salir de la entidad bancaria, el atracador emprendió la huida a pie en dirección al mercado ambulante, ubicado a pocos metros con la intención de burlar a las fuerzas de seguridad mezclándose con la muchedumbre, pero los agentes de la Policía Local consiguieron interceptar su fuga y detenerlo antes de que llegara a su destino. Las mismas fuentes concretaron que este buscaba un vehículo con el que desaparecer.

La rápida actuación de los agentes municipales dejó estupefacta a la gente, que se encontraba justamente en esos momentos realizando sus compras. Se da la circunstancias de que a esa hora todavía no había muchas personas.

El detenido fue trasladado hasta las dependencias de la Policía Local de Benicarló y los agentes lo entregaron a la Guardia Civil, cuyos efectivos realizaron las diligencias que serán remitidas al juzgado de guardia de Vinaròs. El arrestado permaneció en los calabozos. H