La Guardia Civil de Alicante y la Policía Nacional de Elche han desarrollado una operación conjunta en la que han detenido a tres individuos como los presuntos autores de, al menos, seis robos en entidades bancarias de la provincia, las cuales asaltaban camuflados con pelucas y empleando armas blancas y de fuego, para posteriormente huir en vehículos robados o con matrículas falsas.

Según el relato policial, los ahora arrestados, todos españoles y de 24, 48 y 52 años de edad, habrían cometido atracos desde finales del 2009 en sucursales de las localidades alicantinas de El Altet, Monforte del Cid, Benejúzar, Agost, y Benferri, en los cuales podrían haber obtenido un botín cercano a los 22.000 euros.

La operación, denominada Monel, ha sido desarrollada por la Guardia Civil y por la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Elche, y ha derivado en la detención de F.G.S., D.V.T.F. y de A.T.R., a los que se les imputan los presuntos delitos de robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas, robo de vehículos a motor y pertenencia a grupo criminal.

Las investigaciones comenzaron en enero del 2011, tras la comisión de un atraco en una sucursal de Monforte del Cid, un asalto que guardaba “grandes similitudes” con otros anteriores.

Los investigadores explicaron que los supuestos atracadores detenidos vigilaban los horarios y las rutinas de los empleados y los clientes de las entidades en las que pretendían robar, y a las que, posteriormente, accedían disfrazados con pelucas y portando una pistola y un cuchillo. H