Después de que la Audiencia de Castellón haya absuelto de un delito de abusos sexuales al conductor de un vehículo de transporte adaptado de Cocemfe, la madre de la denunciante, una joven discapacitada por una parálisis cerebral, ha anunciado que estudiará “todas las vías posibles, como es la posibilidad de solicitar una anulación del juicio”.

Y es que la progenitora, María Elena de Diego, ya se ha puesto en contacto con un nuevo gabinete de abogados después de prescindir de los servicios de su letrada de oficio, Inmaculada Pachés, quien no solicitó en el juicio la declaración de la víctima, su cliente, siendo esta la única prueba de cargo, según los magistrados de la Audiencia Provincial de Castellón, Esteban Solaz, Aurora de Diego y Javier Zaldívar.

Cabe recordar que la juez sustituta juzgado de lo Penal 3 dictó sentencia condenatoria contra el chófer, a quien impuso una pena de cárcel de un año y diez meses después del juicio hace un año.

El conductor de Cocemfe presentó un recurso contra esta resolución atendiendo a una “vulneración de los derechos a un proceso público y de la presunción de inocencia”. Para la Audiencia, que la joven no declarara en el juicio, pudiendo haberlo hecho, supuso que la defensa no pudiera interrogar a la víctima y ello les lleva a absolverle. H