CASTELLÓN. Desde el pasado día 1 de junio y hasta el día 15, la Guardia Civil de Castellón ha detenido a un total de 22 personas de diferentes nacionalidades, todos como presuntos autores de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. Los hechos han consistido en agresiones o amenazas a sus parejas y se han producido en diversas poblaciones. RD