El cadáver de un niño recién nacido, que aún tenía el cordón umbilical sin cortar, ha sido hallado en avanzado estado de descomposición en el vertedero de residuos sólidos y urbanos de Meruelo (Cantabria).

Según fuentes de la Delegación del Gobierno en Cantabria, el cadáver del recién nacido fue hallado el sábado, a las 14.20 horas, por operarios de esta planta de selección de residuos urbanos, que pararon la cinta transportadora en la que apareció el cuerpo y dieron aviso a las fuerzas de seguridad.

Por el momento, la investigación se centra en practicar la autopsia al bebé y tratar de localizar a sus progenitores. H