ALCOY. Una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil ha permitido desarticular un grupo que presuntamente cometió 110 robos en chalets y casas de campo en Alicante. La operación ha permitido detener a un total de 12 personas que han pasado a disposición del juez. EFE