Tres delincuentes se enfrentarán el 18 de noviembre a 36 años de cárcel-- 12 años para cada uno-- después de que propinaran, presuntamente, una paliza a una familia --un padre, una madre y su hija-- en Vila-real, en el año 2007. En la agresión, el padre sufrió la perforación del globo ocular, por lo que finalmente se quedó ciego de uno de los ojos.

Los hechos sucedieron cuando la familia iba en su coche y entraba al garaje de su casa. Los tres delincuentes los abordaron y les propinaron golpes por todo el cuerpo. La hija del matrimonio sufrió un traumatismo craneal. H