La Guardia Civil de Burriana investiga en estos momentos un ataque sexual a una niña de 13 años ocurrido el domingo por la tarde cerca del río Anna. Al parecer, según confirmaron fuentes fidedignas a Mediterráneo, el delincuente, un hombre de unos 20 años de edad y de origen rumano, abordó a la menor en plena vía pública mientras esta se encontraba paseando a su perro e iba sola.

Los hechos ocurrieron a última hora. La menor discurría por las calles próximas al río Anna cuando un hombre comenzó a dirigirse a ella. En un momento dado, abusó sexualmente de ella, practicándole tocamientos por el cuerpo en sus zonas íntimas empleando para ello la violencia y la fuerza. La niña comenzó a gritar, pero el hombre le tapó la boca con la mano. En un momento dado, según afirmaron estas fuentes, el malhechor escuchó ruido porque había gente por la zona, por lo que al sentirse descubierto, desistió de su actitud delictiva. La menor, finalmente, pudo zafarse de él y huir a la carrera por las calles adyacentes solicitando auxilio.

UN CASO AISLADO // Fuentes próximas al caso confirmaron que es un hecho aislado y puntual, ya que no han sucedido más intentos de abuso sexual a menores en la zona. Por este motivo, la Guardia Civil de Burriana ha intensificado la vigilancia en la zona del río Anna y también por el centro de la localidad con la intención de prevenir nuevos ataques.

La menor de 13 años interpuso una denuncia ante los efectivos del cuartel de la Guardia Civil de Burriana acompañada por sus familiares y durante la misma aportó a los investigadores una descripción del presunto autor que no ha trascendido, pese a que se sabe que es de origen rumano y que ronda los 20 años de edad.

El suceso ha creado una gran alarma entre los padres y vecinos de Burriana y el rumor se ha extendido por la localidad como la pólvora. Las autoridades aconsejan a los menores que no vayan solos por la calle al anochecer hasta que se esclarezca el caso. H