La Guardia Civil ha detenido en Benicarló a dos mujeres como supuestas autoras de un delito de continuado de amenazas, ya que estaban, presuntamente, chantajeando a un hombre con que si no les daba dinero difundirían por internet unas comprometedoras fotografías de carácter sexual en las que él aparecía con ellas. Se trata de una nueva modalidad delictiva denominada sextorsión: extorsionar sexualmente a una persona bajo la amenaza de publicar aspectos íntimos se su vida (fotos o vídeos) a través de las redes sociales e internet.

Fue la propia víctima la que acudió a la Guardia Civil explicando que le estaban amenazando. El hombre manifestó a los agentes que las dos mujeres le habían sustraído la tarjeta de memoria de una cámara fotográfica y que había llegado a pagar 500 euros por su devolución. No obstante, las dos mujeres, supuestamente, le volvieron a pedir más dinero, hasta 1.500 euros, porque decían que tenían una copia de la tarjeta de la cámara en su poder.

Los guardias civiles iniciaron una investigación para esclarecer los hechos que dieron como resultado la identificación, localización y detención de E.F.C., de 20 años y A.I.S., de 22, ambas de nacionalidad rumana, como supuestas autoras de un delito continuado de amenazas.

Continuando con las gestiones la Guardia Civil pudo recuperar un pendrive, el cual contenía las fotografías de carácter sexual objeto de las amenazas. Las detenidas, en unión de las diligencias instruidas, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Vinaròs.

La sextorsión es una nueva modalidad delictiva favorecida por las nuevas tecnologías. La Guardia Civil ante este fenómeno emergente aconseja no exponerse ni provocar ni difundir estos aspectos, ya que los delincuentes podrían llegar a utilizarlo teniendo en cuenta que este material afecta a la privacidad y honor e imagen de la persona. H