BARCELONA. Un hombre murió ayer cuando era detenido por la Policía Local de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) cuando los agentes le interceptaron para reducirle y esposarle justo después de que, en su huida, cayera al suelo y se golpeara contra la acera. EFE