La Guardia Civil y la Policía Judicial investigan las causas por las que una niña de nueve meses murió ayer en Lardero (La Rioja) al caer desde el tercer piso de una casa, que es el domicilio de la expareja de la madre de la niña.

La Delegación del Gobierno en La Rioja precisa que el domicilio desde el que cayó la menor, poco antes de las tres de la tarde, está ubicado en el centro del municipio. Los servicios médicos llegaron al lugar en pocos minutos, dado que el centro médico de Lardero está a escasos metros.

Además, en poco tiempo se personaron en el lugar otras dotaciones de servicios médicos de emergencias. Aunque la pequeña estaba viva en el primer momento, los servicios médicos no pudieron evitar que falleciera allí mismo, detalló el alcalde de la localidad, Juan Antonio Elguea.

La niña, según los datos facilitados por la delegación del Gobierno, cumplió nueve meses hace poco más de una semana y estaba domiciliada en Logroño.

En el momento en el que se precipitó desde la vivienda, la bebé estaba acompañada por su madre, la expareja de ella --que es quien vive en el piso-- y otros dos menores, hermanos de la niña. El juzgado de Haro es que el que hace cargo de la instrucción.

El alcalde de Lardero subrayó que «los padres son dos personas jóvenes, que están destrozados», e incidió en que «en especial para ellos, pero para todo el pueblo, un suceso así es algo duro».