Un boletaire de unos 40 años pudo ser encontrado ayer gracias a un mensaje de Whatsapp. El hombre se había desorientado buscando robellones y no sabía dónde estaba. Contactó con los bomberos y, gracias a la aplicación de mensajería instantánea, pudo enviar su ubicación exacta, en un camino de fácil acceso.

Los efectivos del Consorcio Provincial llegaron hasta él, que se encontraba en perfecto estado. En los últimos diez días hasta ocho aficionados a la micología se han perdido mientras buscaban setas. Los rescates han tenido lugar, sobre todo, en el Toro y Vistabella. Las autoridades piden prudencia a los boletaires y recomiendan coger referencias espaciales para no despistarse. Las aplicaciones móviles resultan de gran utilidad cuando hay cobertura en la zona. Es recomendable no ir solo por el monte.