Un control rutinario de la Guardia Civil de Vinaròs acabó con un conductor extranjero detenido por tres delitos. La Policía Local de Vinaròs arrestó durante la madrugada del 23 de septiembre a un varón al que se le imputaron los delitos de conducir bajo los efectos del alcohol, falsificación de documento público y por haber aportado una identidad falsa. Los hechos se produjeron a las 7.45 horas. El servicio se inició a petición de la Benemérita, cuando los agentes, en un control realizado a la altura de la parada del autobús situada en la calle San Cristóbal, dieron el alto a un conductor que presentaba evidencias de conducir ebrio. Al ser la Policía Local de Vinaròs el cuerpo que tiene competencias para realizar controles de alcoholemia y drogas dentro del casco urbano, la Guardia Civil requirió su presencia en el lugar.

CARNET CON FALTAS // El individuo, de nacionalidad rumana, dio positivo con 0,69 miligramos de alcohol por litro de sangre, es decir, prácticamente triplicó la tasa permitida. Al solicitarle el permiso de conducir, los agentes se percataron de que presentaba signos evidentes de ser falsificado, pues la fotografía estaba insertada en el documento, no presentaba microestructura láser y contenía varias faltas de ortografía en el soporte.

DETENIDO // Finalmente, el varón se identificó con una carta de identidad rumana y los agentes comprobaron que ese documento era falso. Por todo ello, y al no poder acreditar por ningún medio su identidad, finalmente fue detenido por la Policía Local y trasladado al cuartel de la Guardia Civil. El lunes por la mañana pasó a disposición judicial.