La Guardia Civil de Benicarló dentro de la lucha para combatir el cultivo, la distribución y venta de

sustancias estupefacientes en la provincia, ha desarrollado una operación que culminó con la desarticulación de un grupo organizado y con la detención e investigación de ocho de sus integrantes como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y

contra la salud pública.

La organización criminal se asentaba en Benicarló, y poseían varias

plantaciones de cultivo de marihuana en zonas boscosas y aisladas

de los términos municipales de Peñíscola, Benicarló, Càlig y Cervera

de Maestre, algunas de las cuales ya estaban preparadas para un

próximo cultivo.

La investigación se inició el pasado mes de noviembre cuando los

guardias civiles obtuvieron pruebas determinantes para que el 28 de

diciembre se procediese a la fase de explotación de la misma, cuyo

resultado culminó con la detención de los implicados y la

aprehensión de sustancias estupefacientes y objetos utilizados en

las labores de cultivo y elaboración.

La Guardia Civil procedió al registro de un almacén ubicado en la

localidad de Benicarló propiedad de uno de los detenidos,

incautándose un total de 5,16kg de cogollos de marihuana, 4,5 kg

de polvo de hachís, 0,8 kg de polen de hachís, 6 pastillas de hachís

que arrojaban un peso de 620 gramos, una máquina de extracción

de resina en seco y un molde casero para el prensado de polvo de

hachís.

La Operación ha sido llevada a cabo por efectivos de la Guardia Civil

de Benicarló. Los detenidos junto con las diligencias instruidas han sido puestos a

disposición de los Juzgados de Vinaròs.