Un accidente de tráfico fortuito en Castelló ha permitido a las autoridades detener a un fugitivo de la Justicia que tenía tres requisitorias por delitos contra la seguridad vial y estafa. La colisión se produjo el domingo a mediodía, sobre las 14.00 horas, cuando el coche que conducía J.R.P.V., catalán de 42 años, se salió de la rotonda que une la avenida Castell Vell y el camino Romeral --muy cerca de la salida de la AP-7-- y se estrelló contra una farola. Los tres ocupantes del turismo salieron ilesos y no requirieron traslado a ningún centro sanitario, pese a que el potente impacto hizo incluso saltar los airbags del turismo.

Según ha podido saber este diario de fuentes de la investigación, agentes de la Guardia Civil se encontraron con el siniestro y dieron aviso a la Policía Local, competente en materia vial en el término municipal de Castelló.

A la llegada de los efectivos municipales, que se personaron con una patrulla y la unidad de Atestados, comprobaron que el vehículo accidentado figuraba como robado y que su sustracción había sido denunciada en una localidad de la provincia de Huesca.

Pero no solo eso, sino que la persona que lo conducía carecía de permiso de circulación desde hacía once años, cuando se le retiró judicialmente y se le obligó a volver a sacárselo, cosa que nunca hizo, según ha podido saber este diario de fuentes solventes.

Asimismo, a J.R.P.V. le constaban tres requisitorias --dos, precisamente, por haber sido sorprendido ya al volante sin carnet en Boltaña (Huesca) y otra por una presunta estafa en Tortosa--.

EL TURISMO, EN EL DEPÓSITO

Por todo ello, el conductor fue arrestado y el vehículo que conducía, retirado por una grúa municipal y trasladado al depósito de Castelló, a la espera de que su legítimo propietario lo reclame.

Investigadores de la Policía Nacional deberán averiguar ahora si el detenido cometió la sustracción del turismo, si compró el vehículo siendo robado --delito de receptación-- o cuál fue exactamente su implicación en el robo.

El delito de conducir sin carnet por haber perdido todos los puntos asignados legalmente está castigado con la pena de prisión de tres a seis meses, con una multa económica de 12 a 24 meses o con pena de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.