La tarde apacible, calurosa y soleada de este domingo se ha convertido en tragedia para un sin techo polaco, de entre 30 y 40 años (indocumentado en el momento del hallazgo del cadáver) que murió ahogado en el estanque del parque Ribalta de Castelló. Se trataría del primer suceso de estas características que tiene lugar en este recinto tan frecuentado por los castellonenses.

Según han explicado fuentes policiales al periódico Mediterráneo, el fallecido se encontraba junto a otro compañero -también de nacionalidad polaca y ambos habituales del Ribalta-- en un banco bajo uno de los múltiples árboles del paseo cuando en un momento dado «y porque tenía calor» se ha metido en la conocida como basseta dels peixets para refrescarse. Su amigo, y siempre según fuentes oficiales, se ha percatado en un momento dado que este no salía y se ha adentrado en el agua para buscarlo.

 En ese momento, una patrulla de la Policía Local que se encontraba en la zona le ha apercibido y le ha comunicado que no estaba permitido el baño y ha sido entonces cuando este les ha comentado que su compañero no salía del agua. En ese momento, y cerca de las 18.30 horas, han saltado todas las alarmas y en el lugar de los hechos se han personado varias patrullas de la Policía Local y de la Policía Nacional, así como el cuerpo municipal de Bomberos, que han recibido el aviso a las 18.37 horas. Cuarenta minutos más tarde, alrededor de las 19.30 horas, han localizado el cadáver junto a la verja principal de entrada al estanque. El amplio dispositivo ha llamado la atención de decenas de vecinos que se han acercado para ver qué estaba sucediendo ya que el paseo Ribalta es una zona muy frecuentada por los castellonenses.

Rastreo de la zona

Nada más llegar al recinto, los bomberos han rastreado el lugar con bicheros (pértigas), una cámara que la utilizan para lugares de difícil acceso y dos buzos se han introducido en el agua, según fuentes de los bomberos municipales. Tras peinar todo el estanque, que la empresa Facsa había comenzado a vaciar momentos antes de encontrarse el cadáver del joven polaco, los bomberos han dado con él. Solamente se habían vaciado 5 centímetros y se ha paralizado el proceso.

Mientras se han ejecutado todas las labores de búsqueda y rescate, el compañero del fallecido ha permanecido a la espera junto a los agentes policiales y un perro que acompañaba a los dos sin techo.

¿Signos de violencia?

El cuerpo del fallecido, que en un principio no presentaba signos de violencia según las fuentes consultadas por el periódico Mediterráneo, ha permanecido custodiado por la policía hasta que ha llegado la autoridad judicial, que ha procedido al levantamiento del cadáver Seguidamente, el cuerpo ha sido trasladado al Anatómico Forense ubicado en el Hospital Provincial donde se le practicará la autopsia que determinará las causas de la muerte del joven.

Finalmente, la Policía Nacional de Castellón se ha hecho cargo de la investigación del suceso para el esclarecimiento del motivo del fallecimiento, han informado las mismas fuentes oficiales a este diario. 

Rescate del cuerpo del ahogado en el parque Ribalta. Gabriel Utiel