Dos personas han sido detenidas por la Guardia Civil como presuntas autoras de un delito de hurto de bobinas de cableado de cobre y material industrial cerámico de una empresa azulejera de l'Alcora. Los detenidos cometían los hechos a plena luz del día, utilizando ropas de trabajo y vehículos con logotipos similares a los empleados por las sociedades perjudicadas, todo ello con el objetivo de pasar desapercibidos.

Los guardias civiles llegaron hasta ellos tras iniciar una investigación con motivo de la sustracción de casi dos toneladas de cobre en el interior de una empresa cerámica, ascendiendo el valor de lo hurtado a más de 15.000 euros. La operación se enmarca en el Plan nacional contra el robo de cobre.

Según informa la Guardia Civil en un comunicado, los detenidos, una vez en el interior de la empresa, sustraían las bobinas de cobre y las trasladaban en vehículos hasta zonas aisladas, donde el cableado era quemado para separar el hilo de cobre de su envoltorio de plástico. Posteriormente, el cobre era vendido en el mercado negro.

Las pesquisas de los investigadores condujeron a la localidad valenciana de Burjassot, donde se encontraban las dos personas, que contaban con conocimiento, medios y logística para llevar a cabo este tipo de hechos delictivos. Continuando con la investigación se procedió a la identificación e identificación de dos varones de 52 y 54 años de edad como supuestos autores de un delito de hurto en l'Alcora. La actuación fue realizada por efectivos del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Castellón.

Por último, las diligencias han sido entregadas en los Juzgados de Castellón.