Los últimos coletazos de la depresión aislada en niveles altos (DANA), que ha dejado lluvias torrenciales en diferentes puntos de España desde el miércoles, podrían afectar esta tarde al centro, norte y este peninsular y especialmente a las Islas Baleares, que junto a Aragón y Cataluña están hoy en aviso naranja.

Este jueves, según el portal de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), además de Aragón, Baleares y Cataluña, continúan en aviso por lluvias y tormentas otras diez comunidades autónomas: Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Comunidad de Madrid, Navarra, País Vasco, La Rioja y Comunidad Valenciana.

Las lluvias torrenciales del miércoles han dejado media España anegada con agua, lodo y fango, con innumerables daños en viviendas, zonas industriales y agrarias, cortes de servicios de electricidad y transporte.

Planes de emergencia

Varios gobiernos regionales y locales han puesto en marcha los planes elaborados para este tipo de emergencias ante la situación creada por las lluvias y tormentas.

En Aragón, los bomberos de la Diputación de Zaragoza han atendido varias incidencias relacionadas con inundaciones en calles, carreteras y viviendas en varios puntos de la provincia, especialmente en las comarcas del Campo de Cariñena y Campo de Daroca.

Además, Renfe ha suspendido la circulación ferroviaria de varios trenes entre Teruel y Zaragoza, mientras que otro procedente de Valencia no ha podido acceder a las estación. Todos los pasajeros han sido trasladados por carretera.

Castilla-La Mancha es una de las comunidades más afectadas, especialmente la provincia de Toledo, donde la Guardia Civil rescató a 37 personas, entre ellas dos ciudadanos franceses que quedaron atrapados en la localidad de Cobisa y una persona con discapacidad en Torrecilla de la Jara.

La DANA causa estragos a su paso por Toledo Agencia ATLAS / EFE

En la localidad de Guadamur, las lluvias arrastraron coches e inmobiliario a su paso y en Toledo ciudad, su alcaldesa, Milagros Tolón, ha explicado que quedan muchas zonas por limpiar.

Las tormentas han dado un respiro en Cuenca, donde se han movilizado máquinas quitanieves para retirar el fango y el lodo de las carreteras en la zona de Barajas de Melo. La lluvia y el granizo ha arrasado grandes superficies de viña, olivar y almendro.

Según la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), los daños agrarios se han registrado además de en Castilla-La Mancha, en Andalucía, Aragón y Navarra, así como en la comarca leonesa del Bierzo y en el Páramo leonés.

Rescates en la Comunidad Valenciana

Las lluvias que han caído en las últimas horas en la Comunidad Valenciana han obligado a llevar a cabo durante la noche numerosos rescates de vehículos atrapados en el agua y achiques. Además, en Valencia ha causado daños en varias fallas y se han registrado dos heridos leves por la caída de un de ellas por el viento.

Y es que la tormenta, que descargó con fuerza sobre el área metropolitana de Valencia y que además estuvo acompañada de fuertes vientos, se produjo en plena plantà de los monumentos falleros -entre las 23 horas y la medianoche fue el episodio de más intensidad- y causó daños en algunos de ellos, como en el busto de la meditadora de la falla municipal, en la plaza del Ayuntamiento.

Entre las 11 de la mañana de ayer y las 7 horas de hoy, el teléfono único de emergencias 112 ha recibido 945 llamadas en la Comunidad Valenciana y ha gestionado 671 incidentes, la mayor parte por vehículos atrapados y garajes inundados.

Los bomberos del consorcio provincial de la Comunidad Valenciana han efectuado durante la noche numerosos rescates de vehículos atrapados en el agua y achiques en localidades como Pedralba, Torrent, Sagunto, Mislata, Riba-roja, Bétera y Manises -algunas de ellas también celebran estos días sus Fallas-, mientras que el consorcio provincial de Castellón ha retirado sobre todo árboles caídos.

El municipio de Vinarós, que evalúa los daños del día anterior dejados por las tormentas a ambos lados lados del río Sénia, frontera natural que separa la provincia de Castellón con la de Tarragona, se encuentra en alerta junto a Morella por el posible desbordamiento del Cervol.

El servicio de trenes está suspendido entre Vinaròs (Castellón) y Tarragona, si bien se ha restablecido la circulación en todas las carreteras valencianas y el fluido eléctrico en toda la red tras los cortes de anoche, mientras que la red de Metrovalencia funciona ya con normalidad.

Calles anegadas en Murcia

Mientras tanto, en Murcia, las calles de Lorca se encuentran anegadas y el Ayuntamiento ha pedido a los ciudadanos que eviten utilizar el coche mientras duran las tormentas, que mantienen anegadas la carretera a la altura de El Molino del Saltaor.

La DANA castiga la región de Murcia Agencia ATLAS / EFE

Como consecuencia de las precipitaciones se han desbordado las ramblas de la localidad que desembocan en el mar y la que presenta una situación más complicada es la de El Cañarete, que desemboca en la playa de Poniente.

También se ha producido una rotura en la tubería general de agua potable en la entrada al núcleo urbano, por lo que se prevé que puedan producirse cortes en el suministro a la población.

Más tranquilidad en Cataluña y Madrid

En Cataluña, Protección Civil de Cataluña ha desactivado la alerta del plan Inuncat tras las intensas lluvias de ayer en las Terres de l'Ebre (Tarragona) que provocaron inundaciones y daños en varios municipios, y ha quedado reducido a la fase de prealerta ante la permanencia de afectaciones.

En esta región, donde ayer cayeron en tres horas 252 litros por metro cuadrado sobre Alcanar -más de la mitad de las precipitaciones de un año que son 490 l/m2- el Govern valora declarar zona catastrófica a los municipios afectados, según anunció esta mañana el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, tras una reunión con los alcaldes.

En la Comunidad de Madrid se ha vivido una noche más tranquila tras las tormentas de la anterior, que dejaron inundaciones en viviendas y líneas del Metro.