Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Datos del último informe sobre cibercriminalidad

Castellón dispara los ciberdelitos registrados desde la pandemia

El auge de los medios telemáticos por el covid aumentan un 36% las estafas por internet en la provincia. El territorio se mantiene a la cola de la Comunitat Valenciana pese a la consolidada tendencia al alza

Crecimiento de los ciberdelitos en Castellón

Los ciberdelitos están en auge de la misma forma que el uso de los medios telemáticos y los castellonenses son testigos de ello. Los hechos delictivos cometidos por canales como internet han aumentado un 36% en el primer año de pandemia y se han quintuplicado en la última década en el territorio provincial.

Así lo refleja el último informe sobre cibercriminalidad publicado este miércoles por la Secretaría de Estado de Seguridad con los datos relativos al 2020, un año marcado por la crisis del covid, la cual multiplicó el uso de los canales digitales. En concreto, Castellón acumuló 2.251 delitos durante el ejercicio pasado, hasta un tercio más que el año previo, cuando fueron 1.650, y cinco veces más que los apenas 438 de principios de la década.

Por tipos

Los hechos denunciados, según recoge el balance, están relacionados principalmente con estafas, con más del 83% del total, mientras que el 8,2% corresponden a coacciones. La estadística arroja que la mayor parte de los engaños que sufrieron los castellonenses están relacionados con sus tarjetas de crédito o el uso de cheques de viaje, seguidos de los relacionados con su banco, como la sustracción de las claves de acceso a las cuentas a través del canal digital para poder operar y realizar transferencias. 

Pese al repunte y la tendencia al alza de los últimos años, Castellón se mantiene a la cola de la Comunitat Valenciana en ciberdelincuencia, ya que tanto Valencia como Alicante figuran entre los diez territorios de toda España con más denuncias contabilizadas durante el primer año de crisis del coronavirus.

El perfil

El informe especifica que el perfil del ciberdelincuente es principalmente de un hombre de entre 26 y 40 años y de nacionalidad española presuntamente con una elevada implicación con la comisión de fraudes informáticos, amenazas y coacciones e incluso delitos sexuales. Por otro lado, en el 2020 el ejecutivo central contabilizó 861 incidentes de seguridad en infraestructuras críticas, un 5,2% más. Con todo, las autoridades afirman que «la ciberdelincuencia es un fenómeno en crecimiento y aumenta progresivamente su peso dentro del conjunto de la criminalidad». 

Compartir el artículo

stats