Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Audiencia provincial

A juicio por sustraer 200.000 euros a los clientes de un banco de un pueblo de Castellón

Fiscalía solicita cinco años de cárcel para el acusado, que realizaba reintegros en efectivo simulando operaciones falsas y contratos

El juicio se aplazó con anterioridad por problemas de salud del acusado.

Fiscalía solicita una pena de cinco años de cárcel para un agente colaborador de una entidad bancaria de Viver, que presuntamente se apropió de 204.882,36 euros de las cuentas de clientes. El juicio, que se aplazó con anterioridad por problemas de salud del acusado, está fijado de nuevo para el día 1 de octubre, viernes, en la Audiencia Provincial de Castellón.

En el escrito de acusación, el fiscal detalla las maniobras del acusado quien, «abusando de la confianza depositada por la entidad y guiado por un ánimo de obtener un beneficio económico ilícito», realizó numerosos reintegros en efectivo de las cuentas de los clientes hasta sumar un montante de 199.994,86 euros. 

Para evitar que los afectados se percataran, el agente colaborador simulaba la contratación de depósitos y mecanografiaba saldos y operaciones falsas en las libretas de ahorro de los clientes de Viver. No comunicaba tampoco estos movimientos a la entidad bancaria y, además, se apropió de otros 4.887,50 euros que los usuarios habían entregado en metálico para ingresar en sus cuentas. En estos casos, explica el fiscal, el acusado entregaba resguardos de ingreso a los clientes, pero no contabilizaba el abono.

El acusado realizó estas operaciones desde febrero de 2011 y hasta marzo de 2014. En el escrito de fiscalía se añade que la entidad ha procedido a restituir en las cuentas de todos y cada uno de sus clientes afectados el total de las cantidades ilícitamente detraídas por el acusado, reclamando en consecuencia por estos hechos. 

El acusado, por su parte, había reintegrado previamente hasta 56.354,76 euros a los clientes, por lo que el perjuicio que reclama la entidad bancaria ahora, incluidos los intereses en los abonos, es de 151.547,55 euros.

Apropiación indebida

Así las cosas, Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de apropiación indebida, con un delito continuado de falsedad en documento mercantil. Por ello, solicita para el acusado, a parte de la devolución de los más de 150.000 euros que reclama la entidad bancaria, la pena de 5 años de prisión, además de 10 meses de multa a razón de 10 euros de cuota diaria. 

OTRO DESFALCO

Recientemente, la Audiencia Provincial albergó otra cita por desfalco. En concreto, el juicio a Gregorio T. y Manuel G., cajero y contable de la Caixa Rural Sant Vicent en la Vall d’Uixó, por un delito continuado de apropiación indebida y de falsedad en documento mercantil que salió a la luz en 2004.

Tras la vista, ambos evitarán la entrada en la cárcel gracias al acuerdo alcanzado entre la defensa y las acusaciones. Gregorio T., que según el escrito de la Fiscalía se apropió indebidamente de 1,1 millones de euros, aceptó una pena de 1 año de prisión, además de tener que indemnizar a la entidad con alrededor de un millón de euros. Manuel G., que se hizo con cerca de 380.000 y que contaba con el atenuante de reparación del daño al devolver las cantidades requeridas, aceptó una pena de 8 meses.

En la misma línea, en 2018, la Audiencia condenó a tres años y medio de cárcel a Salvador L., otro empleado de la misma entidad de la Vall que, según la sentencia, realizó un desfalco de tres millones.


Compartir el artículo

stats