Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EXPEDIENTE

"Os voy a hacer vudú"

Sancionan con 300 euros a una mujer por lanzar todo tipo de amenazas e insultos a una pareja de agentes de la Policía Local

Un par de agentes identifican a un vecino de Alzira en una imagen de archivo.

Los agentes de las fuerzas de seguridad que prestan servicio en la calle tienen que soportar en ocasiones insultos y amenazas de ciudadanos que reaccionan de forma airada ante cualquier llamada de atención o al comprobar que van a ser sancionados, pero se dan casos en que esa actitud desafiante va más allá de la intimidación física o de la advertencia de que algún conocido poderoso dejará en papel mojado esa sanción. «Os voy a hacer vudú», fue una de las amenazas que una mujer profirió a dos agentes de la Policía Local de Alzira a los que se enfrentó el pasado mes de abril en la confluencia de la avenida Professora Maria Plasencia con Vicente Vidal, y lanzó diferentes insultos y frases intimidatorias como «me he quedado con vuestros ojos» o «me cago en vuestros muertos».

La denuncia cursada por los agentes dio lugar a la incoación de un expediente sancionador que el ayuntamiento ha cerrado con una multa de 300 euros en base a la Ley sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, que contempla como una infracción faltar el respeto y la consideración a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones, cuando estas conductas no sean constitutivas de infracción penal. La norma prevé multas de hasta 600 euros para las infracciones que, como los insultos, están tipificadas como leves.

«Me cago en vuestros muertos»

El Ayuntamiento de Alzira también impuso 400 euros de sanción a principios del año pasado a un hombre que se personó de madrugada en el retén de la Policía Local tras haber mantenido un altercado y que, tras propinar golpes en el vestíbulo de las dependencias policiales, profirió graves insultos contra los agentes que se acercaron a él y se encaró desafiante y a escasos centímetros de la cara del oficial de turno de la noche.

En el caso que acaba de sancionar el ayuntamiento, sin que la implicada hiciera uso del derecho a defensa durante la tramitación del expediente sancionador, los agentes relatan entre los insultos y amenazas recibidos calificativos como «personajes» y expresiones como «me he quedado con vuestros ojos», «me cago en vuestros muertos» o «os voy a hacer budú».

Expedientes todos los años por este tipo de conductas

Las conductas chulescas y desafiantes de algún ciudadano hacia los agentes de servicio no son algo generalizado, aunque sí se dan con cierta frecuencia y dan lugar todos los años a diferentes expedientes sancionadores. Valga como ejemplo, como ya informó Levante-EMV, del mismo grupo editorial que Mediterráneo, la multa de 400 euros impuesta hace justo un año al conductor de vehículo que arremetió contra los agentes al grito de «comemierda» cuando procedían a rellenar un boletín de denuncia por tener el coche aparcado sobre un paso de peatones junto a la zona de ocio, o la sanción de 300 euros a otro que llamó chulo a un policía que confeccionaba un atestado y se dirigió a él de forma irrespetuosa con un «no sabes a quien conozco, payaso».

Compartir el artículo

stats