Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el equipo roca investiga los delitos en el campo

Denuncian el saqueo continuo de fincas de aguacate en Onda

Los ladrones actúan de noche cuando la cosecha está a punto en octubre

Un agricultor muestra uno de los aguacates de sus campos en una imagen de archivo. MEDITERRÁNEO

Desesperación e impotencia absoluta es lo que siente un agricultor vecino de Betxí que desde, hace diez años, sufre los continuos saqueos de sus cosechas de aguacates. El último se produjo hace escasos días y así lo ha denunciado la víctima en el cuartel de la Guardia Civil. En concreto, los ladrones se llevaron unos 300 kilos de esta fruta, valorados en unos 1.800 euros. La parcela afectada se encuentra en la partida Miralcamp de Onda y sufre la acción de los ladrones de madrugada desde hace una década, siempre durante el mes de octubre, cuando los aguacates están listos para su recolección y venta a terceros.

Al parecer, la víctima carece de seguro que le cubra las pérdidas y, aunque en las inmediaciones hay unas cámaras de videovigilancia, las ha revisado y no han captado ninguna imagen relevante.

La Guardia Civil de Onda ha tomado la denuncia interpuesta por la víctima en el cuartel y ha iniciado averiguaciones para esclarecer los hechos. Los agricultores insisten en que no es difícil encontrar la fruta sustraída si se acude al mercado de abastos de Castellón, ya que no pueden tener la factura sobre la variedad robada (lamb lass) en estos momentos.

Los encargados de investigar los robos en el campo son los integrantes del equipo Roca de la Guardia Civil. Sin embargo, agricultores afectados por robos en la provincia insisten en que faltan patrullas que vigilen para disuadir a los amigos de lo ajeno.

De hecho, como publicara este diario recientemente, las sustracciones de algarrobas se han incrementado de forma notable en las últimas semanas. Horticultores del Baix Maestrat han denunciado oleadas de robos y se han organizado para hacer patrullas con el fin de evitar la entrada de los ladrones en sus parcelas.

Según han explicado los propios afectados a este diario, las sustracciones se dan de forma recurrente en los términos de Sant Jordi, Vinaròs, Càlig, Traiguera o Cervera y esta problemática fue uno de los puntos tratados por la ejecutiva comarcal de La Unió en su reunión de septiembre. Los afectados dicen que muchos de los cacos vienen desde Cataluña. Aseguran que cuando había cierre perimetral por la pandemia del coronavirus los robos decayeron mucho, pues existía un control por carretera de la frontera. 

Compartir el artículo

stats