Agentes de la Policía Nacional han detenido en Torrent (Valencia) a una mujer de 33 años como presunta autora de un delito de estafa tras, al parecer, estafar a un anciano de 87 años un total de 67.000 euros mediante el llamado "Timo Amoroso".

Las investigaciones se iniciaron tras tener conocimiento la UDEF de Valencia de que un anciano de 87 años y vecino de València estaba siendo víctima del llamado "Timo Amoroso", en el que una mujer habría forzado un encuentro 'a priori' fortuito con la víctima, con la que había entablado una relación de amistad.

Los agentes averiguaron que la sospechosa, tras mantener una relación de amistad durante un tiempo con el anciano, le pidió prestado dinero en varias ocasiones, con la promesa de devolvérselo en cuanto formalizase la venta de una propiedad en su país, reconociendo el préstamo siempre con documentos firmados por ambos, según ha detallado la Policía Nacional en un comunicado.

La arrestada hacía partícipe al anciano de sus múltiples problemas, tanto económicos, familiares o de salud, con lo que consiguió que la víctima le prestara múltiples cantidades de dinero para hacer frente a esas situaciones, unas veces en metálico y otras mediante transferencias, por un importe total de 67.000 euros.

Finalmente, y tras numerosas pesquisas, la sospechosa ha sido arrestada como presunta autora de un delito de estafa. La mujer ya fue detenida en el año 2013 por un hecho con idéntico 'modus operandi' en el que logró estafar 7.500 euros.

La arrestada, con antecedentes policiales y de origen rumano, ha pasado a disposición judicial.

"TIMO AMOROSO"

El 'modus operandi' del "Tío Amoroso" consiste en redes de estafadores cuyas víctimas son ancianos de quienes se ganan la confianza utilizando jóvenes de distintas nacionalidades que llegan incluso a proponerles matrimonio. En ocasiones, incluso llegan al punto de mantener relaciones sentimentales durante un largo periodo de tiempo con el fin de ser incluidas en las escrituras de sus pisos e incluso como beneficiarias en sus testamentos.

Por lo general se fijan en hombres de alto poder adquisitivo, a quienes ofrecen, entre otros, servicios de asistencia doméstica, consiguiendo traspasos de patrimonio por valores importantes. En ocasiones, sus víctimas, al no disponer del suficiente dinero, han llegado a vender sus propiedades y bienes, a cancelar fondos de pensiones y obtener préstamos con el fin de satisfacer a estas personas.