La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, dando por desarticulada una red dedicada al tráfico de cocaína en Castelló. La investigación policial se inició con la detención del presunto cabecilla, junto a otras dos personas, cuando se disponían a entregar 100 gramos de cocaína, utilizando como cobertura su trabajo como repartidores, en una furgoneta.

Dentro del plan de intensificación para el control de la venta de sustancias estupefacientes se produjo la detención de tres individuos cuando se encontraban en posesión de 100 gramos de cocaína en el interior del una furgoneta dedicada el reparto de paquetería. Los individuos aprovechaban la cobertura legal que les daba su trabajo para la distribución de cocaína a mediana escala.

Otro medio kilo de droga

La investigación llevó a los agentes hasta otro vehículo aparcado en una finca del Grau de Castelló, donde se intervino casi medio kilo de cocaína preparada para su venta, así como distintas sustancias para cortar la droga y otros precursores químicos, lo que, junto al hallazgo de varias prensas metálicas, lleva a pensar a los investigadores que los detenidos estaban buscando un emplazamiento donde instalar un laboratorio secundario de extracción de cocaína.

Después del registro realizado en el vehículo se procedió a la detención de la pareja del principal investigado. La aparición de una máquina de contar billetes en el registro da una idea de las ganancias que pudieran estar obteniendo los ahora detenidos por su dedicación a la actividad ilícita de venta de cocaína.

El principal investigado ha ingresado en prisión por estos hechos.