Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agresiones

Un rapero de Gijón le rompe la mandíbula a otro joven por decirle que cantaba mal

El joven agredido acabó pasando por quirófano en el Hospital de Cabueñes debido una fractura en la mandíbula y después de varios “días de intenso dolor que le impedía casi hasta comer”

Taxis en la parada de la calle Llanes, con la estación de autobuses al fondo.

Un rapero de 20 años conocido en Gijón está investigado como autor de una agresión por propinarle un puñetazo a otro joven, de 27, que acabó pasando por quirófano en el Hospital de Cabueñes debido una fractura en la mandíbula y después de varios “días de intenso dolor que le impedía casi hasta comer”, según describe su abogado, Jesús Martínez Junceda. El caso, sobre el que la víctima y el presunto agresor ofrecen versiones distintas, se encuentra ahora en fase de instrucción en el Juzgado a la espera de conocer la evolución de las lesiones y sus secuelas, y de la toma de declaración de los testigos de estos hechos que ocurrieron cerca de la parada de taxis próxima a la estación de autobuses, en la calle Llanes, en el mes de octubre. El procesado, que responde a las iniciales J. D. R., argumenta en cambio que golpeó a la víctima porque le recriminó que “cantaba mal” tras escucharle rapear.

Los hechos en investigación se remontan al pasado 8 de octubre, en torno a las cuatro y media de la madrugada. La víctima explica en su denuncia que había estado de copas por la zona de Fomento, para luego irse a coger un taxi para regresar a casa. Fue entonces cuando se topó con su presunto agresor, conocido en las zonas de ocio nocturno de la ciudad, que iba acompañado por varios amigos. “Le engañaron para irse con ellos, como fingiendo que querían ir con él, hasta que de pronto este joven le dio un puñetazo sin que hubiese pasado nada antes”, detalla el letrado Martínez Junceda. Esta versión fue la que el joven ofreció ayer en sede judicial, cuando pudo ir a prestar declaración tras recuperarse de la intervención quirúrgica de la mandíbula. También añadió que sus agresores no se encontraban bajo los efectos ni del alcohol ni de las drogas y que eran “plenamente conscientes” de lo que hacían cuando le abordaron y cuando le atacó el investigado.

Tres centros de salud

Tras el incidente se personaron en el lugar varios agentes de la Policía Nacional. De inicio, las heridas sufridas por el denunciante no parecían revestir mayor gravedad. De hecho, este joven llegó a pasar por hasta tres centros de salud distintos (Puerto de la Villa, El Coto y El Parque-Somió) hasta que finalmente le derivaron en el último centro hasta el Hospital de Cabueñes, nueve días después de la agresión, porque presentaba un traumatismo facial y una fractura en la mandíbula. “Quiero agradecer el buen trabajo de todos los miembros del equipo de maxilofacial del hospital”, apuntó, en nombre de su cliente, Martínez Junceda.

Los policías, el día de autos, identificaron al autor del puñetazo, de 20 años. Este individuo, en cambio, relató que se encontraba rapeando junto a sus amigos y que de pronto este joven le recriminó que cantaba mal y que por eso le pegó. Ahora, este rapero está en calidad de investigado en el procedimiento, que al haber pasado por quirófano el afectado ya no se trata de un delito leve, sino de unas lesiones.

Las claves de la investigación

  • El investigado. Un joven de 20 años, conocido en las zonas de ocio nocturno y aficionado a rapear incluso en internet. 
  • Denunciante. Un joven de 27 años que sufrió la fractura de la mandíbula y fue intervenido en el Hospital de Cabueñes. 
  • Versiones. El afectado dice que no conocía su agresor, mientras que este último afirma que le dijo que cantaba mal y por eso le pegó.

Esta denuncia no es un trato aislado. Tras la salida del confinamiento los incidentes en la zona de Fomento han ido en aumento. Hace una semanas un joven resultaba herido después de que le atacasen con un vaso de cristal en la cara tras una disputa por un reservado en un bar de la calle de Marqués de San Esteban.

Compartir el artículo

stats