Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SENTENCIA JUDICIAL

El 'superestafador' de fincas de vecinos de Castellón suma otra condena de cárcel

Imponen 22 meses a un gestor por cometer fraude en Orpesa y Cabanes

Pedro Recio, sentado ayer en el banquillo de los acusados y custodiado por dos policías nacionales.

De nuevo, condenado un hombre que gestionaba comunidades de vecinos de la provincia por quedarse importantes cantidades de dinero. Pedro Recio se volvió a sentar ayer en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial y admitió que se llegó a robar 134.000 euros de tres comunidades de propietarios para las que ejercía como gestor en Orpesa y Cabanes. El procesado alcanzó un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular antes del inicio del juicio en la Sección Segunda y aceptó una pena de un año y diez meses de prisión, con la circunstancia atenuante de muy cualificada. Además, deberá pagar una multa de 700 euros e indemnizar a las fincas de vecinos.

Recio se encontraba ya en prisión, por lo que ayer llegó desde la cárcel y estuvo custodiado por dos agentes de la Policía Nacional. Y es que acumula ya varias condenas por hechos similares. Como ya publicara este diario en su momento, fue sentenciado a dos años de cárcel en febrero del 2018, a otro más en octubre del 2019 y a un año y ocho meses en diciembre del 2019. El Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Castellón ya puntualizó en su día que el condenado no está colegiado y se desmarcó de su actividad.

Según el acuerdo alcanzado y leído ayer por la magistrada presidenta, Eloísa Gómez, el acusado (administrador único de la empresa dedicada a la gestión contable y al alquiler de inmuebles Servicom Oropesa S.L.) dispuso de fondos y fingía que las comunidades de propietarios estaban al corriente de pago con sus proveedores. Sin embargo, no era así y los mismos generaron una importante deuda con empresas de mantenimiento de ascensores o compañías eléctricas, entre otras.

Los hechos

Los hechos se desarrollaron entre los años 2007 y 2013 en un residencial de la Ribera de Cabanes y dos de Orpesa, según los hechos probados en la sentencia dictada ayer in voce en la sala. El administrador podía disponer de los fondos de la comunidad de propietarios por estar autorizado en sus cuentas, «y actuando con ánimo de obtener ilícito enriquecimiento económico, dispuso de los fondos de la comunidad de forma no justificada y para fines distintos a los gastos comunitarios»

Se da la circunstancia de que la Audiencia de Castellón volverá a juzgar este jueves a otro administrador de fincas. La Fiscalía Provincial solicita provisionalmente una pena de prisión de cinco años por un delito continuado de apropiación indebida para el responsable de una empresa de gestión contable y mantenimiento de comunidades al que acusa de quedarse con dinero de las entidades que administraba, sin justificación y para fines distintos a los gastos comunitarios. 

Compartir el artículo

stats