Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'MEDITERRÁNEO' PRESENCIA EL LANZAMIENTO

Un local en ruinas en el centro de Castelló tras el desahucio de su inquilino

Un gerente de varios kebabs detenido por presunta explotación laboral y fraude a la seguridad social

Vídeo | Un inquilino deja un local en ruinas en el centro de Castelló

En ruinas. Así se encontró ayer por la mañana su propiedad el dueño de un local alquilado en el número 3 del paseo Ribalta de Castelló. Hacía más de un año y medio que los inquilinos, que habían montado un restaurante de comida árabe (kebab) no le pagaban el alquiler, por lo que un juzgado de Castelló ordenó el desahucio del establecimiento, llevado a cabo ayer por la comisión judicial a las 11.00 horas. 

Como ya adelantara Mediterráneo días atrás, se da la circunstancia, además, de que el hombre de origen pakistaní y de 46 años a quien le alquiló el local ha sido detenido por la Policía Nacional acusado de los delitos de trata de personas --en la modalidad de explotación laboral-- y fraude a la Seguridad Social. Y es que, según sostiene la investigación, tenía a trabajadores sin contrato, les pagaba cantidades irrisorias e, incluso, los hacía dormir, supuestamente, en colchones tirados en el suelo de sus negocios. Todo parece indicar que el susodicho regentaba hasta seis kebabs en la provincia --en la capital de la Plana, el Grau y también en Orpesa--.

Aunque ya sospechaba que el desahuciado dejaría su local en unas condiciones deplorables, el propietario se quedó desolado ayer al ver el estado de un negocio que había sido hasta hace poco una cuidada parafarmacia.

El relato de la víctima

«Han arrancado toda la instalación eléctrica, lo han hecho a mala fe. Han reventado los techos, hay basura de todo tipo...el local estaba perfecto e impecable», lamenta la víctima, que interpondrá una querella por presuntos delitos de daños, apropiación indebida, estafa e insolvencia punible.

«Se han llevado también los urinarios de los servicios, que eran míos, y han dejado el local totalmente inservible», afirma en conversaciones con este periódico el propietario, quien calcula que deberán invertirse unos 20.000 o 30.000 euros para poder devolver el local a su estado original.

Según ha podido saber este diario, agentes policiales, en colaboración con la Inspección de Trabajo, llevaron a cabo recientemente una operación que finalizó con la detención del presunto responsable de los kebabs, quien ya cuenta con antecedentes por delitos de similares.

El dueño del local lamenta que el hostelero pakistaní montara sin licencia el restaurante y no fuera clausurado.

Compartir el artículo

stats