La Guardia Civil del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Castellón ha investigado a una persona que tenía en su poder siete ejemplares de cría de tortuga protegida en su domicilio de Moncofa, al que se acusa de un supuesto delito relativo a la protección de la flora y la fauna

Según fuentes de la Benemérita, el pasado 23 de noviembre los agentes averiguaron que en una conocida plataforma de compra y venta de artículos esta persona ofrecía nueve crías de tortuga de unos 20 gramos de peso, anunciadas como Testudo Hermanni, pero que tras la obtención de pruebas y vestigios los agentes confirmaron que se trataba de la especie Testudo Graeca.

Iniciada una investigación y realizadas diversas gestiones, los guardias civiles identificaron al anunciante y comprobaron que carecía de la documentación necesaria para su tenencia. Esta especie de tortuga figura en el catálogo español de especies amenazadas como especie "vulnerable", lo que le proporciona un alto grado de protección.

La Guardia Civil ha podido recuperar siete crías que se encontraban en buen estado, que fueron trasladadas con las medidas y cuidados oportunos para su entrega en Centro de Recuperación de la Generalitat Valenciana.