Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Tres informes coinciden en que la acusada de matar a sus dos hijos recién nacidos en Elche sabía lo que hacía

Los forenses constatan que los pequeños no llegaron a respirar tras la expulsión del útero y que su madre no quería ese embarazo

La acusada a su llegada a los juzgados de Elche para la sesión del martes.

La joven acusada de matar a sus dos hijos gemelos nada para parirlos sabía perfectamente lo que hacía y las consecuencias de su acción. Así lo han declarado este miércoles los especialistas que han testificado ante el tribunal popular que la está juzgando en la sede de la Audiencia de Alicante en Elche.

La mujer, que lleva en prisión preventiva por estos hechos desde hace casi dos años, cuando se produjo el suceso, se enfrenta a una petición de 44 años de cárcel por dos delitos de asesinato con la agravante de parentesco.

Los peritos ratificaron en la vista oral tres informes psicológicos acerca del estado mental de la joven que no dejan lugar a dudas sobre su grado de imputabilidad: en todo momento sabía lo que estaba haciendo cuando se encerró en el cuarto del baño de la casa en la que vivía con su familia en Elche, alumbró a los dos pequeños y los ocultó en una bolsa.

La psicóloga que entrevistó a la acusada al día siguiente del parto gemelar, que tuvo lugar el 30 de enero de 2020, explicó que para la joven se trataba de un embarazo no deseado y que tenía claro que no quería tener a los bebés, un niño y una niña que nacieron sin problemas que hicieran temer por su vida de haber recibido la atención adecuada.

Pero tras alumbrarlos, la chica los introdujo en una bolsa de plástico con sus respectivas placentas y cordones umbilicales, donde horas después los encontró ya sin vida la ginecóloga que la asistió en el Hospital del Vinalopó. Allí fue trasladada después del parto cuando la familia, que desconocía que estuviera embarazada, logró que saliera del baño.

Sin llegar a respirar

La autopsia practicada a los bebés descarta que hubieran nacido muertos aunque no fue posible concretar la causa del fallecimiento ya que a los niños, una vez expulsados del útero, no se les activó la función respiratoria.

Ambos nacieron perfectamente formados pero la introducción en la bolsa nada más nacer y el no preocuparse de que respiraran fue determinante para su fallecimiento, sostiene la Fiscalía.

Los miembros del jurado, compuesto por cuatro mujeres y cinco hombres, quisieron saber si la muerte de los dos neonatos fue un acto premeditado. "No en cuanto al modo pero la mujer sí tenía claro que no quería tenerlos", aclaró el perito, quien hizo hincapié en que con los bebés actuó del mismo modo. "No fue un accidente. Es como si te tocara la dos veces la lotería", vino a decir el perito.

Para la sesión de este jueves está previsto que, a propuesta de la defensa, testifiquen psicólogos de la prisión que realizaron un estudio sobre la capacidad mental de la acusada que pondría en cuestión su la imputabilidad.

Tras estas testificales llegará el momento de los informes del fiscal Francisco Marco y de la defensa de la joven. Será a continuación cuando la presidenta del tribunal de jurado, la magistrada Joaquina de la Peña, entregue a los jurados el objeto del veredicto.

Los nueve jurados, que durante la sesión de este miércoles realizaron varias preguntas, tendrán que acordar si declaran o no culpable a la acusada de la muerte de sus dos hijos. Para la culpabilidad son precisos siete de los nueve votos mientras que con cinco bastan para la inocencia.

Compartir el artículo

stats