Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

sucedió en el 2018

Absuelto de violación en Castellón al creer el tribunal que fue consentido

El fiscal pedía 7 años para el joven, que tuvo sexo con una compañera de clase

Vehículos policiales, aparcados frente a la Ciudad de la Justicia de Castellón.

Absuelto. Es la decisión que han tomado los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón respecto a un joven brasileño, acusado de agresión sexual y para quien la Fiscalía pedía siete años de prisión y el pago de 6.000 euros en concepto de indemnización. 

Los hechos sucedieron en Castelló en el año 2018, cuando el procesado y una excompañera del instituto con quien ya había tenido relaciones íntimas comenzaron a intercambiar mensajes y quedaron un día de madrugada.

Según declara probado la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico, los dos se sentaron en el sofá y comenzaron a besarse. Aunque en un primer momento ella le dijo que no quería llegar más allá y trataba de apartarlo, finalmente mantuvieron relaciones sexuales. Aquella misma noche, tras haber abandonado el chico la casa de la denunciante, ella le preguntó por mensaje si había eyaculado dentro, iniciándose un rifirrafe entre ellos al insinuar el acusado que se tomara la píldora del día después.

A la mañana siguiente, la joven estaba contrariada y le mandó mensajes recriminándole lo sucedido y reprochándole su insistencia, según reza la sentencia.

Se lo contó a su madre

Ese mismo día le contó lo ocurrido a su progenitora y acudió al servicio de Urgencias del hospital, donde la exploraron sin que se le apreciaran lesiones de ningún tipo, ni genitales ni extragenitales.

Durante el juicio el varón negó que los hechos sucedieran como sostenía la acusación. Dijo que no era cierto que él la cogiera por los brazos y las muñecas con fuerza, impidiéndole defenderse.

Por su parte, la supuesta víctima incidió en que él intentó desvestirla, aunque ella le dijo que no quería practicar sexo. Declaró que él se puso sobre ella y consiguió quitarle el pantalón y la ropa interior para después cogerla por las muñecas. Aseveró la joven que al ver que no podía resistirse, cedió a sus deseos y todo fue voluntario.

La mujer reconoció que al día siguiente se sentía mal por lo ocurrido y que, aunque no quería en principio presentar denuncia por la trascendencia social que tendría dar ese paso, lo hizo finalmente a instancias de su madre.

Los magistrados consideran que no existe el convencimiento necesario de que las relaciones íntimas habidas con el procesado la noche de autos lo hubieran sido sin el consentimiento de la denunciante en los términos exigidos por el Código Penal, por lo que «debiendo jugar a favor del procesado las dudas que nos asaltan, procede dictar un pronunciamiento absolutorio».

Así, el tribunal ha absuelto libremente al acusado del delito contra la libertad sexual y ha declarado las costas de oficio.

Compartir el artículo

stats