Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

estiman el recurso de la defensa al ser «lesiones mínimas»

Rebajan a la mitad la pena por intentar matar a su novia en Moncofa

El TSJCV deja en cuatro años la pena por apuñalar a su pareja en Moncofa

Imagen del procesado, sentado en el banquillo de la Audiencia.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha rebajado a la mitad la condena impuesta por la Audiencia Provincial de Castellón a un vecino de Moncofa por el intento de homicidio de su pareja en un contexto de violencia de género. Aunque el máximo órgano judicial de la provincia impuso ocho años de cárcel para el varón, el TSJCV lo deja ahora en solo cuatro al considerar, como reza la sentencia a la que ha tenido acceso este diario, que las lesiones fueron mínimas.

Así, en el documento se incide en que las heridas fueron «superficiales» y que la fuerza empleada por el procesado «no fue mucha», ya que «la última puñalada no llegó ni a rasgar la ropa de ella».

Testimonio de mujer

«Cuando se puso sobre mí y me colocó un cuchillo en el cuello me vi muerta», declaró la mujer en el juicio celebrado en la capital de la Plana el pasado mes de octubre. «Me gritó que me mataría y luego se degollaría», afirmó, protegida por un parabán, a preguntas de la fiscal.

La víctima aseguró que el procesado le controlaba el móvil y le cerraba la puerta del domicilio para que no saliera. «El día de los hechos estaba él bebiendo una botella de anís, aunque yo le decía que no lo hiciera. De repente cogió un cuchillo, se puso encima de mí y me tapó la boca», relató la mujer a los magistrados. Asimismo, recordó que el varón colocó el arma blanca en su cuello y la amenazó: «Me dijo que llevaba un mes y medio planeándolo y que llevaba al demonio dentro». Aseveró también que pudo esquivar una puñalada que su entonces pareja le lanzó, supuestamente, al abdomen y que paró el siguiente intento de apuñalarla con la mano, causándole el filo del cuchillo lesiones.

Por su parte, el ya condenado ofreció una versión negacionista que el tribunal no ha considerado creíble. El hombre mantuvo que cogió el cuchillo de la cocina para cortar un limón y servirse una copa y sostuvo que fue la mujer la que «se abalanzó» sobre él y se cortó «sola» en una de las manos.

Agentes de la Guardia Civil de Nules y de la Policía Local de Moncofa actuaron en el suceso después de que la mujer lograra salir de la casa y pedir auxilio.

Compartir el artículo

stats