Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una pareja de Moncofa denuncia el intento de tirotear a su perra

Un perdigón impacta contra la puerta de cristal de la terraza donde se encontraba el animal y los afectados lo denuncian

Imagen de la perra, objetivo del 'francotirador' y, a la derecha, el impacto del proyectil contra el cristal

Una pareja vecina de Moncofa ha interpuesto una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil para alertar a las autoridades del extraño suceso vivido en su domicilio hace escasos días. Tal y como refleja el documento policial al que ha tenido acceso este periódico, los denunciantes recibieron en su vivienda de la calle Valencia un disparo con lo que parece ser un arma de aire comprimido. Buena cuenta de ello da el impacto del perdigón en la puerta corredera de cristal del balcón, un espacio en el que se encontraba la perra de la pareja en el momento de los hechos. Esta circunstancia es la que hace pensar a las víctimas que el objetivo de quien disparó el arma era el de herir al animal, quien salió disparado hacia el comedor cuando sintió el perdigón.

«En el momento oímos un ruido fuerte, pero estábamos haciendo la cena y no le dimos excesiva importancia. Sin embargo, después echamos un vistazo y vimos el agujero en el cristal. Al día siguiente, encontramos el balín en un macetero y se lo llevamos a la Guardia Civil», cuentan en conversaciones con este diario.

«No tenemos ni idea de quién efectuó el disparo. No tenemos enemigos, ni hemos protagonizado discusiones con nadie recientemente», mantienen los dueños del can. Preguntados por si pudiese tratarse de algún tipo de venganza por molestias que pudiera causar la perra, afirman que su mascota «ladra muy poco» y apenas está en el balcón, pues «vive en la casa, con nosotros».

Los agentes de la Guardia Civil investigan el caso por un presunto delito de daños, pero han indicado a los denunciantes que estén atentos a cualquier cosa sospechosa que puedan ver en los alrededores de su vivienda o por si la mascota pudiera sufrir ataques.

El maltrato animal se reguló como infracción penal en el Código Penal español por primera vez en el año 1995, aunque no como delito, sino como falta. La falta era una infracción penal con una categoría inferior a la del delito y que fue eliminada en el 2015.

Sentencias 

Las condenas para el delito de maltrato con lesiones van de tres meses a un año, pero se endurecen para los casos de delito de maltrato animal que ocasiona muerte. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado persiguen cada vez con una mayor dureza a quienes infligen daño a los animales, los privan de agua y comida o los abandonan. 

Compartir el artículo

stats