Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OPERACIÓN CASINO FANTAUXÍA

Bashkim Osmani, el capo enamorado de Mallorca

El supuesto líder de la red mafiosa, miembro de un clan radicado en Hamburgo, se casó en la isla en 2017

Nick Nolte, Bashkim Osmani y Til Schweiger, en Portals en 2017.

Bashkim Osmani, albanokosovar de 50 años y considerado el máximo responsable del entramado mafioso, tiene un estrecha vinculación con Mallorca. Miembro de un clan con negocios bajo sospecha en Alemania -donde ya fue condenado a casi cuatro años de prisión junto a su hermano en 2008 por un delito económico-, llegó a la isla hace dos décadas y se casó con una mujer alemana en su mansión de Camp de Mar, en Andratx, en 2017. Para el banquete, con cientos de invitados, trajo en avión privado a conocidos artistas alemanes y albanos.

Osmani pasa largas temporadas en Mallorca, donde fueron arrestados su mujer y su suegro, pero la operación policial le pilló en Croacia. Allí fue capturado y se espera que en unos días sea extraditado a España. Hace cuatro años posó junto a los actores Nick Nolte y Til Schweiger en el restaurante Ritzi de Puerto Portalsregistrado durante la operación y que según las pesquisas podría haber servido para el blanqueo.

El registro en su mansión de Camp de Mar llevado a cabo el pasado martes se prolongó más de lo previsto. Buena parte de los esfuerzos de los agentes se dedicaron a forzar la caja fuerte acorazada. Tras varias horas de trabajos, lograron abrirla y encontraron algo de dinero, joyas y documentación. Sin embargo, una parte del dinero, varios miles de euros, se encontraban casi a la vista, pero en el lugar más insospechado. En concreto, una caja de compresas situada en el cuarto de baño contenía una importante cantidad de billetes.

La investigación sitúa a Osmani como el líder de una organización criminal dedicada al narcotráfico y el blanqueo, por lo que su detención era una de las máximas prioridades de los agentes. La red se dedica, según las pesquisas, a introducir en Europa enormes cantidades de cocaína procedentes de Sudamérica a través de diversos puertos europeos. La droga se distribuía después por todo el continente en aviones privados, vehículos con dobles fondos, paquetes postales y contenedores de mercancías.

Compartir el artículo

stats