Suscríbete Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

sentencia del tribunal superior de justicia de la comunitat

Prisión por usar a sus hermanas de 12 y 15 años para traficar en el Grau

La policía sorprende a las niñas con 66 gramos de cocaína y 35 más de heroína

Patrullas de la Policía Nacional, estacionadas en la zona de Extramuros de Poniente, en el Grau.

Tres años de prisión y una multa de 8.232 euros. Es la pena que deberá cumplir un vecino del Grau por utilizar a sus dos hermanas menores de edad, de 12 y 15 años, para traficar con drogas. Y es que la Policía Nacional lo sorprendió en junio del 2018 cuando les entregaba a las adolescentes varios envoltorios con droga, de los que ellas se intentaron deshacer cuando se percataron de la presencia policial.

Los hechos sucedieron en las inmediaciones de una casa abandonada en el barrio de Extramuros de Poniente del distrito marítimo. Los agentes prestaban servicio de prevención en el lugar cuando vieron el intercambio. Los policías retuvieron e identificaron a las dos menores y requisaron las citadas sustancias que estas portaban, tratándose de 66 gramos de cocaína con una elevada pureza y otros 35 de heroína.

Una vez condenado el adulto, la Audiencia de Castellón ordenó que se dedujera testimonio de todo lo actuado y se remitiera al Juzgado de Menores por si los hechos llevados a cabo por la menor de 15 años pudieran ser constitutivos de delito --cabe recordar que la otra niña es inimputable al estar por debajo de los 14 años cuando se produjo la intervención--.

Padres procesados

Cabe recordar que una mujer fue puesta el pasado mes de enero en búsqueda y captura por orden de la Audiencia, después de que no se presentara al juicio en el que se debía sentar en el banquillo junto a su expareja y padre de sus cinco hijos. Y es que, como ya publicara este periódico, los progenitores están acusados de maltratar habitualmente a los menores, así como de presuntos delitos contra la integridad moral, lesiones, exhibicionismo continuado, exhibicionismo de material pornográfico y agresiones sexuales continuadas. Los procesados eran, según el mismo escrito provisional, consumidores de cocaína y heroína, con consumo diario. De hecho, los hijos de mayor edad se ocupaban de comprar droga para sus padres, habiéndola incluso probado, según la Fiscalía.

Otro caso

La Policía Nacional también detuvo recientemente en Málaga a una mujer de 38 años por utilizar a su hijo menor de edad para vender droga desde su domicilio.

La autoridad judicial competente decretó el ingreso preventivo en prisión de la principal investigada --acababa de cumplir una condena de nada menos que siete años de prisión por hechos similares--, mientras que la Fiscalía de Menores ordenó la libertad con cargos del menor, al que además le constaba una orden judicial de busca y captura.

Compartir el artículo

stats