Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ESTE LUNES HAY OTRO JUICIO

Solo la Audiencia juzga hasta 17 abusos a menores de Castellón en 5 meses

Castellón celebra casos cada semana, en su mayoría contra familiares y amigos

La Audiencia Provincial juzga 17 casos de abusos de menores en 5 meses. GABRIEL UTIEL BLANCO

La Audiencia Provincial de Castellón sienta este lunes en el banquillo a un hombre a quien pide una pena de prisión de 16 años por dos delitos continuados de abuso sexual a menores. Según el Ministerio Público, el procesado sometió a tocamientos y otros actos de tipo sexual a su hija y también a la de su pareja sentimental, cuando ambas tenían diez años. La acusación pública mantiene que el procesado aprovechaba los momentos en los que se quedaba a solas con cada una de las menores para abusar de ellas, hechos que se prolongaron durante seis años en el caso de su hija y durante cuatro años en el caso de la otra víctima.

Juicios como este se celebran cada semana en la provincia y aunque el TSJCV no puede aportar datos sobre el número de procesos de este tipo que tienen lugar en todos los órganos judiciales de la provincia, representan ya un tanto por cien significativo.

De hecho, solo en la Audiencia Provincial se han celebrado hasta 17 juicios por delitos sexuales contra menores de edad en los últimos cinco meses --esto es, entre octubre y febrero--, según los señalamientos hechos públicos por la Fiscalía de Castellón y el alto tribunal valenciano.

Hace escasos días este diario hizo pública la última condena por este tipo de hechos impuesta a un vecino de Castellón. Doce años de prisión y un total de 23.000 euros en indemnizaciones es la pena impuesta por la Sección Primera al vecino de les Alqueries Antonio Iserte Salvador, de 47 años, por tres delitos continuados de abusos sexuales a menores. El tribunal vio probado que el procesado besó en la boca a tres niñas de las que era vecino, a quienes también realizó tocamientos en numerosas ocasiones, a pesar de que ellas intentaban oponer resistencia.

Según la sentencia publicada por este periódico, los hechos sucedieron entre 2015 y 2018. Tal y como consideran acreditado los magistrados, el varón se aprovechó de la corta edad de las niñas y de la relación de vecindad que le unía a ellas y sus familias.

El pasado enero se materializó una condena de dos años de prisión, cinco más de libertad vigilada y una orden de alejamiento durante una década para el único adulto implicado en la violación grupal sufrida por una menor durante las fiestas de la Magdalena del año 2019. El varón, que sufre un retraso mental por el que se le aplicó la circunstancia atenuante analógica de alteración psíquica, pagó 2.000 euros a la víctima en concepto de indemnización. 

Otras tres personas, de 14, 15 y 16 años, ya fueron condenadas en el 2019 por la violación grupal.

Compartir el artículo

stats