Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias

Ingresa en la cárcel Igor Postolache, el presunto asesino de la niña de 14 años en Oviedo

Estará controlado para evitar nuevos episodios de suicidio en el interior de la prisión

Una imagen de la cárcel de Asturias.

Igor Postolache, el moldavo de de 31 años que presuntamente asesinó a la menor Érika, de 14 años, en Oviedo, acaba de ingresar en la cárcel de Asturias, procedente del hospital, donde ingresó en estado grave tras apuñalarse. El presunto asesino estará controlado para evitar nuevos episodios de suicidio en el interior de la cárcel. Postolache se negó a declarar ante la jueza del caso.

La Nueva España ha conocido que el agresor atacó a la joven por la espalda y la primera puñalada la asestó en el cuello, lo que prácticamente impidió que la menor, que acababa de entrar en el portal del edificio en el que ambos vivían, pudiera defenderse.

Postolache entró en el módulo de ingresos en torno a las cuatro de la tarde. Ahora será evaluado por el personal de la prisión para decidir qué tratamiento se le aplica y a qué módulo se le traslada de forma preventiva.

El reguero de sangre revela que el presunto asesino condujo prácticamente a rastras a la niña y ya malherida hasta la vivienda que había alquilado, en la primera planta del edificio de la calle Vázquez de Mella en el que también vivían Erika y su familia, aunque tres pisos más arriba.

De hecho el acusado apenas habría tenido tiempo de agredir sexualmente a su víctima, puesto que no pasaron ni diez minutos desde que la niña llamó al timbre de su casa y su hermano bajó al portal a buscarla, a la vista de que tardaba. Fue entonces cuando el joven encontró restos de sangre por la escalera que conducían al piso que ocupaba el agresor y también una chaqueta de su hermana, motivo por el que dieron aviso inmediato a la policía.

Compartir el artículo

stats