Suscríbete Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aragón

La bebé de Zaragoza ingresada en la UCI por malos tratos podría quedarse ciega y sorda

El primer TAC craneal que se le practicó reveló que tenía varios focos hemorrágicos y en distintas zonas de la cabeza y síntomas compatibles con el síndrome del lactante zarandeado

Hospital de Zaragoza.

La evolución dirá, pero el estado de extrema gravedad de la bebé de 3 meses presuntamente agredida por sus padres en Zaragoza podría quedarse ciega y sorda. El primer TAC craneal que se le practicó reveló que tenía varios focos hemorrágicos y en distintas zonas de la cabeza así como en las retinas de ambos ojos, síntomas compatibles con el síndrome del lactante zarandeado.

El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón se hizo cargo de estas pesquisas que, tal y como adelantó El Periódico de Aragón, acabaron con la detención del padre y la madre de la menor, E. R. T. L. y B. M. G. G., dominicanos y de 37 y 36 años, después de analizar los informes médicos y de las contradicciones en las que incurrieron cuando dieron su versión a los médicos.

El ingreso en el hospital, donde permanece en estado "de extrema gravedad" fue el pasado 14 de abril sobre las 01.30 horas. Ese día, el padre explicó que no había ocurrido nada, que la niña había vomitado, pero que no se había caído, ni golpeado, ni la habían agitado.

Al ser preguntado por la madre, este dijo que no se encontraba en el domicilio, que estaba en Barcelona. Al día siguiente cambió de parecer y explicaron que el padre estaba con la niña y la madre en la ducha, por lo que ya no correspondían los hechos de la misma forma. El padre, defendido por Luis Ángel Marcén, fue enviado a prisión y la madre, representada por Carmen Sánchez Herrero, quedó libre.

Este año fue detenido otro matrimonio en la capital aragonesa después del ingreso de su bebé de 5 meses en el hospital en estado grave a causa de supuestos malos tratos de sus padres y, en concreto, por acción de su madre, que fue enviada inicialmente a prisión por asesinato.

El padre, M. A., de 39 años, está imputado por maltrato en el ámbito familiar. el niño falleció por una insuficiencia respiratoria causada por covid-19 y una encefalopatía hipóxico-isquémica que es lo que motivó a los sanitarios a llamar a la Policía y a iniciarse la investigación.

Compartir el artículo

stats