Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Audiencia Provincial

Tres años de cárcel por robar en una iglesia de Castelló

El encausado ya se encuentra en prisión por sentencias firmes anteriores y acepta la pena tras llegar a un acuerdo con Fiscalía

El juicio se ha celebrado en la Audiencia Provincial. Mediterráneo

Después de llegar a un acuerdo de conformidad, un hombre ha aceptado tres años de cárcel por robar en la iglesia Nuestra Señora de Los Ángeles de Castelló. Los hechos ocurrieron en 2018 y la Fiscalía solicitaba en un principio seis años de prisión para el encausado, que ya se encuentra en prisión por sentencias firmes, similares y anteriores. Finalmente, las partes han pactado una pena de tres años por un delito de robo con fuerza con la agravante de reincidencia, y la atenuante de dilaciones indebidas en el proceso.

El hombre ha escuchado y aceptado la pena en la vista celebrada este miércoles en la Audiencia Provincial de Castellón. Estaba acusado de entrar a robar en una iglesia, tras forzar la puerta, y llevarse instrumentos musicales, un copón litúrgico y 25 velas, entre otros objetos de valor.

El botín

Según relataba el escrito de acusación, el encausado accedió a la primera planta del recinto religioso y en ella se apoderó de una cámara de fotos, una cámara de vídeo, una sierra de calar, una mesa de mezcla analógica, cinco packs de micrófonos vocales, tres fundas de tela para guitarras, dos cajones flamencos, dos altavoces autoamplificados y cuatro guitarras clásicas.

Además, de la planta baja de la iglesia, el encausado sustrajo un ordenador portátil, un reloj de pared, un juego de llaves del Sagrario de la Parroquia, un copón litúrgico y unas 25 velas tipo candela. 

El robo se produjo durante la noche del 20 al 21 de junio de 2018, pero el procedimiento estuvo paralizado desde el 4 de diciembre de ese mismo año hasta el 31 de enero de 2020, de ahí las dilaciones indebidas.

Según la Fiscalía, el acusado entró a la iglesia «con ánimo de enriquecimiento injusto» y «tras forzar la puerta principal de acceso y la lateral». Por todo ello, pedía para él inicialmente seis años de prisión por un delito de robo con fuerza con la agravante de reincidencia ya que el hombre tiene condenas previas por delitos similares. Al llegar a un acuerdo, se ha rebajado a tres.

Cabe destacar que el representante legal de la Iglesia no reclamó ningún tipo de compensación «al haberse hecho cargo el seguro del pago de los daños causados y de los objetos sustraídos».

Compartir el artículo

stats