El partido que enfrentó este domingo al Villarreal con la Real Sociedad vivió graves incidentes en las inmediaciones del Estadio de la Cerámica. Como se aprecia en el vídeo difundido por redes sociales que acompaña esta información hubo una carga de agentes de la Policía Nacional contra aficionados del equipo vasco, que según apuntan medios del País Vasco acabó con varios seguidores en el hospital con politraumatismos, aunque ninguno de ellos precisó de ingreso en el centro sanitario.

Desde la Policía Nacional confirman la detención de cinco personas por desórdenes públicos y atentado, así como diez actas por ley del deporte y ocho expulsados. Desde el cuerpo aseguran que se vieron obligados a actuar contra aficionados radicales que previamente habían lanzado botellas, sillas y otros objetos contundentes contra los agentes, que intentaron agrupar a los ultras para proceder a su detención. Esta fase final de la actuación, confirman, es la que se grabó en el vídeo adjunto.

Afirman desde Policía Nacional que se trataba de 40 aficionados violentos y que ya estaban avisados de su llegada a Vila-real previamente. La carga se produjo en el Carrer Molí Bisbal, junto al campo del Villarreal. Los seguidores de la Real denuncian en medios vascos que se sintieron “acorralados” por la Policía Nacional, y como se aprecia en el vídeo se vivieron momentos de mucha tensión.

El dispositivo terminó por tanto, según fuentes oficiales, con 5 detenidos por desórdenes públicos y atentado, 10 actas por ley del deporte, 1 acta por ley 4/2015 y 8 expulsados.