Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AUDIENCIA PROVINCIAL DE CASTELLÓN

Suspenden un juicio en Castellón por la hospitalización del acusado 24 horas después de archivar otro al morir el encausado

Ambos casos eran por fraude a la Seguridad Social

Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia.

La Sección Primera de la Audiencia volvió a suspender ayer, por segundo día consecutivo, el juicio que debía celebrar por delitos contra la Seguridad Social al tener el acusado problemas de salud y encontrarse hospitalizado. Se da la circunstancia de que este martes el tribunal ya archivó una causa penal por hechos similares al haber fallecido el empresario castellonense que debía sentarse en el banquillo, como contó este diario. En el caso de ayer, la vista se ha aplazado sine die hasta que el estado del procesado mejore.

La Fiscalía pide inicialmente seis años de prisión por un delito contra la Seguridad Social para un empresario de Vinaròs acusado de defraudar a la Seguridad Social más de 250.000 euros. Según mantiene el Ministerio Público en su escrito de acusación provisional, el procesado --sobre el que pesaba una condena previa por un delito similar-- incumplió reiteradamente su obligación de ingresar las cuotas de los trabajadores a la Seguridad Social y de autónomos entre los ejercicios comprendidos de 2013 a 2018.

Como ya publicara ayer este periódico, un empresario de Castellón, de 65 años, debía sentarse el martes en el banquillo de los acusados para enfrentarse a una pena de cuatro años de prisión por presunto fraude a la Seguridad Social y a una multa de 1.200.000 euros. Sin embargo, su reciente fallecimiento obligó a archivar la causa por extinción de la responsabilidad penal y, por consecuente, a suspender la vista oral prevista. Según pudo saber este diario, fue la imposibilidad del abogado defensor de contactar con su cliente lo que hizo saltar las alarmas hasta que, finalmente, se confirmó la muerte del procesado, hecho conocido recientemente. Al no estar identificados los dos presuntos cómplices a los que señala el fiscal en su escrito, la causa queda en punto muerto. 

Evasión de impuestos

El ya fallecido estaba acusado de no pagar impuestos relacionados con las cinco empresas que creó o adquirió entre 2014 y 2018. Según el escrito de acusación del Ministerio Público --que en este punto ya no tiene razón de ser--, lo hizo para no pagar las cuotas de la Seguridad Social, cuotas de autónomos o impuestos relacionados con la transmisión.

Compartir el artículo

stats