Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MUCHOS SON POR IMPRUDENCIAS

Los incendios se triplican en 15 días por imprudencias y altas temperaturas

El más grave de las últimas semanas es el de Caudiel, con unas 150 ha quemadas y todavía por extinguir

Zona quemada en el entorno de Caudiel tras el último incendio. Rafael Martín

Las altas temperaturas, la sequedad del suelo, el viento, pero principalmente la acción del hombre están provocando que este junio sea el más abrasador en número de incendios y conatos --donde la superficie afectada es inferior a una hectárea-- en montes y vegetación baja de la Comunitat Valenciana, llegando a triplicar cifras de hace justo un año y que son muy similares a las registradas en los meses de agosto, cuando se concentran la mayor parte de estos siniestros medioambientales.

En los últimos quince días, desde que la Generalitat activó el pasado 10 de junio el nivel de preemergencia de este verano poniendo en marcha todos los recursos de prevención y extinción ante el riesgo de fuegos forestales por las altas temperaturas, se han registrado cerca de medio centenar de incendios en las tres provincias, la mayor parte de ellos con el rango de conatos al haber afectado a superficies inferiores a una hectárea, según aclararon fuentes de Emergencias de la Generalitat.

Sin lugar a dudas el incendio forestal por el momento más grave desde que se inició la campaña es el que se originó el pasado 17 de junio en Caudiel y que no fue controlado hasta tres días después, todavía no se ha dado por extinguido de manera oficial. Los daños medioambientales en este caso sí que son importantes ya que el fuego calcinó un total de 150 hectáreas. Las investigaciones sobre las causas que originaron las llamas se centran en unas posibles chispas debido a un frenazo de un convoy de la red ferroviaria.

Sobre el origen y causas del medio centenar de incendios de la última quincena, las fuentes consultadas no pudieron aclarar el porcentaje de cuántos de ellos habrían sido intencionados ya que la mayor parte están todavía en fase de investigación. Pero si atendemos a las estadísticas que habitualmente realiza la Generalitat en el Boletín informativo de Prevención de Incendios Forestales, el pasado año 2021 uno de cada tres incendios en la Comunitat fueron intencionados, y otro 24,5% fue como consecuencia de algún tipo de negligencia. 

Los últimos dos fuegos se produjeron el viernes en Moncada, donde se quemaron 1,2 hectáreas de cañar en un barranco y 0,3 ha de matorral, y en Alcalà de Xivert, junto a una carretera. En ambos fue necesario el uso de medios aéreos de extinción.

Se suman a los registrados en el barranco de la Pedrera en Riba-roja de Túria, que obligó a desalojar varias viviendas, o en Carlet. En la provincia de Alicante hubo otros dos en Benidorm, y Petrer, Ese mismo día en la localidad castellonense de Zorita del Maestrazgo también ardieron 20 m2.

Compartir el artículo

stats