La AP-7 ha estado durante toda la mañana cortada en el kilómetro 426, a la altura del antiguo peaje de Castelló norte, por lo que el tráfico se ha tenido que desviar por la N-340.

Según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, el corte se debió a labores de limpieza de este vial en sentido Barcelona, después de que ayer un camión sufriera una pérdida de carga, en concreto de verduras, tras un incendio de la cabina.

En un primer momento se había cortado solo un carril de circulación, pero esta mañana se decidió proceder al corte total, indicaron las mismas fuentes, para completar estas labores.

La circulación fue desviada por la N-340 y los conductores que deseaban reincorporarse a la autopista lo podían hacer por el acceso desde Orpesa. La situación ha vuelto a la normalidad a las 13.10 horas.